Paso Canoas- En medio de un allanamiento a chinamos de la zona fronteriza entre Costa Rica y Panamá,  la jueza a cargo terminó  llorando ante los insultos y presión de los comerciantes molestos por la intervención policial.

Finalmente, la opresión afectó tanto las emociones  de la joven jueza que ordenó cancelar toda  la operación, la cual se planeó con meses de anticipación  tras varias investigaciones.

El operativo en conjunto era realizado -este viernes-  por  la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), Policía de Control Fiscal, Fuerza Pública y la Fiscalía, sin embargo, ante la situación con la jueza, los cuerpos policiales debieron retirarse.

Las autoridades intervenían comercios que vendían -en apariencia- mercadería de forma ilícita. Según las investigaciones, los comerciantes ofrecían replicas como originales. Además, estos productos  no pagan los respectivos impuestos de ingreso.

https://youtu.be/YqgAUR6qPQs

 

1 COMENTARIO

Comments are closed.