• Anterior texto pretendía aumentó del marchamo para subsidiar tren.

Redacción-El futuro del Tren Metropolitano depende de las 50 mociones presentadas por las fracciones del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y cuatro de Alianza Demócrata Cristiana.

Si estas se mantienen no alcanzará el tiempo para aprobar la obra en menos de 3 meses.

Estas acciones comprometen el proyecto; no obstante, los legisladores de dichas bancadas se comprometieron en que hoy mismo se quitarán las mayoría de las mociones para que de una vez por todas, el tren metropolitano sea una realidad.

Entre las actuales mociones se encuentran:  el tren metropolitano no llega a Turrialba, los vagones carecen de una puerta a lado derecho, cambiar puntos por comas; entre otras.

Los legisladores  aseguran que fueron mociones con un fin determinado, más allá del contenido irracional que representa.

gerardo vargas«Las presentamos para evitar que los vecinos de zonas como Limón, Puntarenas  y Upala, entre otros lugares,  paguen impuestos por un tren que no usaran.

Además, no aceptamos la idea inicial  del PAC de subir el marchamo para que existiera el tren metropolitano, ya logramos el objetivo y hoy mismo serán quitadas», detalló el legislador del PUSC, Gerardo Vargas Rojas.

Vargas indica que solo quedarán dos o tres mociones, las cuales  tienen como fin mejor el proyecto y que así avance la discusión.

«Fueron mociones tontas con un objetivo inteligente. Ya logramos sacar el anterior texto del proyecto que buscaba que los ticos paguen más impuestos. Queremos el tren, no más impuestos», detalló Vargas.

Además, los legisladores analizarán futuro del «Canal Seco», un tren de carga entre Limón y la frontera con Nicaragua en la zona norte del país para trasportar bienes.

AUDIO: