Redacción- El año anterior, quizá las altas temperaturas lo sofocaron más allá de lo normal y no fue por un tema de percepción, sino una realidad.

La  Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE UU (NOAA, por sus siglas en inglés) y la NASA confirmaron este miércoles que el 2015 fue el año más caluroso desde 1888 cuando se inició con los registros históricos.

Además, el último mes de diciembre fue el más cálido de los últimos 136 años según la publicación.

La NASA señaló que la temperatura  del planeta aumentó cerca de un grado celsius desde finales del siglo XX.

El cambio fue impulsado por aumento de dióxido de carbono y otras emisiones a la atmósfera. Los niveles de acumulación de estos gases de efecto invernadero también están en niveles récord señaló la agencia norteamericana.

El récord de calor de 2015 podría ser superado este año pues la Oficina Meteorológica británica ya advirtió  que el 2016 podría ser aún más cálido como consecuencia del fenómeno de El Niño.