• Espuma y arena en mar adentro son señales de corrientes peligrosas.

Redacción – Las corrientes de resaca son las causantes de accidentes mortales en las playas, especialmente durante el período de vacaciones.

De acuerdo con la Cruz Roja Costarricense, 108 personas fallecieron en accidentes acuáticos en 2015. De ellos, un 40%, es decir, 43 personas fallecieron por estas corrientes peligrosas.

De acuerdo con Omar Lizano, oceanógrafo de la UCR, una corriente de resaca se genera por el retorno del agua cuando las olas rompen muy fuerte en la playa.

«Se dan por el retorno del agua cuando las olas rompen muy fuerte. No solamente muy fuerte sino irregularmente, es decir, en algún lado es más alta que en otro, pues donde es más alta, empuja más agua y esa agua que empuja sobre la playa hacia arriba, regresa hacia el mar», señaló Lizano.

APRENDA A IDENTIFICARLA

Lizano señaló que las playas del Pacífico son los lugares donde es más sencillo identificar las corrientes de resaca.

«En algunas playas, quizá la mayoría del Pacífico, que tienen sedimentos finos, uno las reconoce por espuma y por un chocolate que se va metiendo mar adentro», comentó el experto.

Arena que regresa a mar adentro, luego de que la ola rompe en la playa.
Arena que regresa a mar adentro, luego de que la ola rompe en la playa.

Los visitantes deben estar atentos a que cuando la ola rompe y se forma espuma y se devuelve en conjunto con arena, allí se está generando una corriente de resaca.

«La espuma de la ola que reventó en la playa y que se devuelve junto con la arena que levantó al romper sobre la playa; esa arena se va mar adentro y lo que uno ve una mancha de chocolate con espuma», aseveró Lizano.

Según el especialista, hay playas que tienen mayor cantidad de corrientes peligrosas, como lo son Playa Jacó, Conchal, playa Hermosa, entre otras. #AMPrensa.com

Comments are closed.