• No se realizan estadísticas de hombres que denuncian violaciones como sí registran casos contra mujeres
  • Fiscalía considera que hombres se sienten más cómodos denunciando ante mujeres.

Redacción-Las agresiones sexuales contra hombres se incrementan o, almenos,  más víctimas dejan atrás sus estereotipos y deciden denunciar.

Uno de esos casos es el de Santiago, de 25 años, que asegura que dejará atrás la denuncia porque fue objeto de burlas.

«La gente cree que solo a una mujer la violan, cuando un hombre dice que lo violaron hasta a los funcionarios les da risa», comentó.

Santiago, recién graduado de Ingeniería, llegó a su nuevo trabajo en una empresa constructora el 23  de agosto del año anterior.

«Me enviaron a trabajar a la semana a un proyecto en Guanacaste, los compañeros me invitaron a cenar en la noche que llegamos al lugar, para que conociera, empezaron a decirme que un trago porque era el nuevo y otro y otro… ya no quería más, pero insistían.

La presión social era mucha, solo recuerdo que dos de ellos, me llevaron a la habitación supuestamente, ya para descansar. Ese día me marcó, fue tan indigno», detalló.

La directora de la Fundación Instituto de Apoyo al Hombre, Eugenia Villalobos, señala que aún no hay una cultura judicial ni preparación para el tratamiento de estos casos.

«La Corte ni siquiera lleva en una estadística violaciones contra hombres como sí lo hace con las violaciones contra mujeres, pero cada vez son más casos», detalló Villalobos.

 

La Fiscal Adjunta de Delitos Sexuales, Eugenia Salarzar, coincide en que debe darse una atención especial a estos casos, lo cual no sucede en este momento. Además, reconoce la necesidad de llevar las estadísticas.

 

Durante el 2015, seis hombres se acercaron a la Fundación Instituto de Apoyo al Hombre para ser guiados en la denuncia y ayuda psicológica, tras ser  ultrajados sexualmente. Sin embargo, en la institución aseguran que decenas de hombres desisten de iniciar el proceso judicial por vergüenza.

 

En la Fundación Instituto de Apoyo al Hombre trabajan para que los hombres continúen con el proceso judicial.

Las estadísticas de la fundación demuestran que  la víctima de más edad tiene  35 años.

La persona más joven que buscó ayuda tras ser violado es un adolescente de 14 años, quien fue atacado por su padrastro, pero no quiere denunciar porque su madre le indica que él miente y lo que busca es destruir el amor que ella tiene por su pareja.

Un estudio realizado, en el 2013, por varias ONG señala que en América Latina 70 mil hombres son violados cada año, pero solo 12% se denuncia.