Redacción- El Chapo Guzmán fue detenido la mañana de ayer en  el estado de Sinaloa, sus cambios físicos fueron una herramienta que le permitió esconderse de las autoridades.

Su primera detención se hizo en el 9 de junio de 1993 cuando solía lucir con cabello oscuro y sin bigote.

Tiempo después las autoridades tuvieron que analizar un hombre que parecía ser  Joaquín Guzmán Loera;pero tenía razgos físico diferentes. Al final por medio del ADN se logró comprobar de que sí se trataba del Chapo.

Expertos en cirugías plásticas aseguraron que “El Chapo” se realizó arreglos físicos en toda la cara; en el contorno de los ojos para rejuvenecerlos, se adelgazó las cejas, que antes eran muy pobladas y ahora mucho más finas. Asimismo, se hizo liposucción en la papada y limó su quijada para hacerla ver menos pronunciada. Su piel luce joven por lo que la presencia de botox es evidente.

Para la detención de ayer este narcotraficante lució totalmente distinto, ya no tenía cabello.

Quizás una estrategia o no, sin embargo, se nota como bajo diferentes aspectos este hombre buscaba evadir las autoridades.