• Falta de barreras divisoras, vía quebrada y congestionamientos son parte de los problemas.

Redacción – Los más de 50 mil cartagineses que transitan por la carretera Florencio del Castillo, aún no tienen fecha para recibir la ampliación y mejorías en la carretera.

La carretera tiene más de 20 años de atrasos, se genera caos vial especialmente en la zona de Curridabat, no tiene barreras divisoras, un cuello de botella entre Hacienda Vieja y las Garantías Sociales, está muy quebrada entre la Lima y el Fierro, entre otros defectos, según el diputado de Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana de Cartago.

El legislador impulsa un proyecto en el cual se pretende establecer un fideicomiso para ampliar la carretera; sin embargo, aduce que el ministro del MOPT, Carlos Segnini, ha impedido el avance de la iniciativa.

«La carretera Florencio del Castillo es transitada diariamente por 50 mil vehículos e importantes transportes de productos alimenticios. Adicionalmente, desde hace mucho tiempo no se invierte en esta ruta y en este momento tiene serios problemas que originan un enorme congestionamiento especialmente en la zona entre Curridabat y Zapote, en un tramo de 2,8 kilómetros», señaló Redondo.

El diputado afirmó, referente al proyecto de fideicomiso, que en diciembre anterior acordaron con el Ministro de la Presidencia. luego de una manifestación, reunirse en enero para definir la ruta a seguir para el proyecto.

Por su parte, Guillermo Loría, ingeniero de Lanamme, adujo falta de planificación y de políticas públicas para atender las necesidades de una de las carreteras más importantes del país.

El próximo jueves, Lanamme presentará un informe exhaustivo donde analizará las condiciones de esta carretera.