Redacción-Las instalaciones centrales del Consejo Nacional de la Producción (CNP), en Sabana Sur,  se encuentra en un estado crítico y cada vez más deteriorado.  Allí 211 personas trabajan en un ambiente descuidado y cada vez más afectado. Sin embargo, las instalaciones tienen otro dueño registral.

Vargas reconoce que el CNP vendió las instalaciones-que aún usan-  en 6 mil 292 millones de colones al Banco de Costa Rica (BCR) el 2013, por la anterior administración para pagar las deudas y comprar otras instalaciones, pero esa venta se ejecutó sin planificación y el dinero no se puede utilizar para pagar los pasivos.

En esta institución se almacenan los abarrotes alimenticios de los centro penales entre otra labores.

El gerente general del CNP,  Edgar Vargas, reconoce el mal estado de la infraestructura, lo cual afecta el desempeño de los trabajadores que se encuentran incómodos.

Audios:

La Contraloría General de la República prohíbe usar esos dineros para pagar las cuentas. Por esto, la administración del CNP negocia con el BCR para volver a comprar parte de las instalaciones, las cuales aún continúan utilizando.

Vargas detalla que aún no se ha logrado establecer el precio y que la próxima semana se podría definir.

Además, que al pertenecer la infraestructura al BCR no pueden darle mantenimiento aún.

Audio: