• Flor creció; pero se lleno de moho. Dos de las plantas murieron, otras se estudian en la tierra.

Redacción- Las siembras en el espacio han sido todo un desafío para los astronautas, sin embargo, esto no se trata de una misión imposible.

El astronauta de la NASA Scott Kelly lo anunciaba orgulloso en su cuenta de Twitter: «La primera flor cultivada en el espacio», escribía junto a la fotografía de una hermosa zinnia de llamativas hojas naranjas.

Después de algunos intentos  los astronautas de ISIS (Estación Espacial Internacional) lo lograron. La zinnia no ha resultado perfecta. Le salió moho. Pero lejos de ser un inconveniente, los científicos de la agencia espacial estadounidense creen que ese defecto se ha convertido en una oportunidad excepcional para que los astronautas aprendan jardinería.

Parte de los resultados permitirán entender cómo los cultivos sobreviven y crecen en microgravedad, un conocimiento fundamental para futuras misiones de larga duración, como un viaje a Marte.

Dos de las plantas murieron y fueron congeladas para ser devueltas a la Tierra para su estudio. Otras dos plantas prosperaron e incluso tienen brotes sanos y hermosos. #AMPRENSA