Redacción- ¿Qué pensaría si supiera que existe un grupo de personas que han vivido más de 100 años manteniéndose sanas? Pues, se trata de una pequeña tribu llamada “Hunza” y habitan en las alturas del Himalaya.

Se han registrado casos de personas que han llegado a los 130 años y su población es pequeña, no tiene más de 30.000 habitantes y es inusualmente sana y también muy feliz.

Prácticamente no parecen conocer las enfermedades ni la vejez, los adultos mayores practican deportes incluso hasta los 100 años y las mujeres de 40 años podrían confundirse fácilmente con jóvenes de 25.

Pero, ¿te has preguntado qué es lo que hacen para mantenerse tanto tiempo y verse tan jóvenes?

Pues, su vida se basa en tres simples rutinas: tienen una alimentación orgánica y fresca, toman agua alcalina y se ejercitan a diario.

Ya en 1970, cuando se construyó la carretera que uniría las antiguas rutas de seda desde Pakistán a China, National Geographic describió a esta tribu como una de las más longevas que existían en la tierra. Esta población aislada de ojos claros y tez clara, se señalaba como los descendientes perdidos del ejército de Alejandro Magno cuando invadió India.tribu

Sea o no un hecho comprobable, lo cierto es que esta singular tribu se ha apropiado del espacio en estos macizos y ha encontrado una particular manera de vivir.

Entre los rituales a los que muchos atribuyen su impresionante capacidad de mantener su juventud y salud, se encuentran sus periodos regulares de ayuno, un baño de agua helada incluso en aquellos días donde la temperatura no sube de -15º C, practican juegos deportivos o caminan y trabajan en el terreno montañoso a diario y comen altas cantidades de frutas y verduras crudas durante el verano y albaricoques secos, granos germinados y queso de oveja en el invierno.