Redacción- La toalla que se utiliza para secarse el cuerpo cuando se acaba de bañar se convierte un cultivo de bacterias; hongos; células muertas; secreciones salivales, anales y urinarias; y muchos otros gérmenes que están en su baño.

Sin embargo,  es poco probable que la mayoría de estos microbios hagan daño – sobre todo porque la mayoría vienen delpropio cuerpo – están ahí y se multiplican rápidamente.

De acuerdo con el microbiólogo y patólogo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, Philip Tierno, si las personas consiguen secarlas por completo; no más de tres veces.

toallaa

El especialista afirmó que en la toalla se deposita  la humedad del cuerpo, los microbios y otras secreciones, como los desechos celulares que viven en la superficie de la piel. Estos desechos y otros que se encuentran en el aire sirven de alimento para los microbios y la humedad brinda agua con un pH neutro.

También añadió que si se comparte la toalla con otras personas, entonces potencialmente se entra en contacto con organismos a lo que el cuerpo no está acostumbrado, lo que podría derivar en acné o incluso infecciones. #AMPrensa.com