Alajuela – En una parte, con dolor y tristeza y por otra, con alegría y esperanza. Así estuvo Base 2 del Aeropuerto Juan Santamaría la noche de este domingo, tras el recibimiento de 9 fallecidos ticos y los 19 sobrevivientes del naufragio ocurrido ayer en Nicaragua.

Cuatro avionetas Costeña trajo consigo los féretros de 9 costarricenses que pasaron de tener unas vacaciones a una tragedia, que finalizó con su lamentable fallecimiento.

Aún hay cuatros costarricenses desaparecidos. Mañana las autoridades nicaragüenses iniciarán las labores de ubicación, para hallar los cuerpos.

Por un lado, los sobrevivientes, luego de saludar a las autoridades de gobierno, debían hacer los trámites de ingreso al país, simplicados por Migración y Extranjería. Entre tanto, sus familiares pasaban minutos de ansiedad para finalmente reencontrarse con sus seres queridos, quienes pasaron momentos complicados.

En la otra cara, los féretros fueron trasladados a la capilla del Aeropuerto, donde allí se adecuó el espacio para una ceremonia religiosa con los familiares.

El presidente Luis Guillermo Solís, con miembros de su gabinete, hizo un caluroso recibimiento a los sobrevivientes, así como una escolta de honor a los cuerpos de las víctimas mortales.

El gobierno decretó para este lunes duelo nacional tras el siniestro que ha conmovido a toda Costa Rica.