Redacción-  Muchos padres se molestan con sus hijos porque suelen escuchar música y al mismo tiempo estudiar, sin embargo, esa practicar ayuda a memorizar mejor la materia.

 “A veces los papás se pelean con los hijos, porque tal vez los ven haciendo tareas, inclusive estudiando oyendo música y el papá dice eso no es posible, apague esa música, es real que muchas veces la música, más que todo los estudiantes con Déficit Atencional,  les corta los estímulos del ambiente que los distrae, lo que desconecta  del medio  al estudiante y le permite enfocarse en lo que estudia” explicó Orietta Rojas Masís, psicóloga, colegio Isaac Martin, Moravia.

Rojas agrega que es un método de negociación entre padre e hijo,  para aprender a distinguir lo beneficioso de esa práctica.

Cada ser humano posee tres tipos de aprendizaje, visual, auditivo y Kinestesico(aprendizaje realizando cosas), uno de ellos  es más fuerte dependiendo de cada ser humano, es por ello que cada estudiante aprende distinto, probablemente es por eso que la música  no afecta a la hora de estudiar.

Los padres de familia comenten errores tratando enseñar las maneras correctas de estudiar, no obstante, desconocen el sistema del cerebro para memorizar.