Redacción- La costa Este de Estados Unidos está cubierta por un manto de nieve de entre 30 y 45 cm que amenaza con paralizar la región durante varios días.

Se espera que las precipitaciones, acompañadas de vientos de hasta 80 km por hora, continúen hasta la madrugada del domingo en una zona que abarca 20 Estados desde Georgia hasta Nueva York.

En total, 85 millones de ciudadanos se han visto obligados a permanecer en sus casas ante la situación de emergencia.

La tormenta Jonas ya ha causado la muerte de al menos 12 personas. Una decena, entre ellos un niño de cuatro años, perdieron la vida en accidentes de carretera.

Otros dos hombres por un infarto mientras limpiaban la nieve en sus casas en la región de Washington. A pesar de que las autoridades locales imponen multas a quienes no despejen las aceras y accesos a las viviendas, han insistido en que los estadounidenses bajo la emergencia por tormenta no abandonen sus casas por el peligro que todavía representa la nieve y el viento.

En condiciones de visibilidad casi nulas, las máquinas quitanieves no puedan detectar a peatones en las calzadas. La  alcaldesa Muriel Bowser calificó la situación de “vida o muerte” para quienes ignoren las alertas y no tomen las medidas de precaución necesarias.

La capital de Estados Unidos ya registraba en la mañana del sábado 35.5 cm de nieve —superando los 45 cm en algunas zonas de la ciudad—, a menos de 24 horas del comienzo de la tormenta. Se espera que la acumulación rebase los 60 cm cuando amaine la tormenta en la madrugada del domingo. #AMPrensa.com