• Teatro Nacional tiene 118 años.

Redacción- Su espectacular fachada resalta en la Plaza de la Cultura y  llena de encanto al anochecer, el Teatro Nacional guarda una cantidad sorprendente de historia, con una belleza arquitectónica que muchos desconocen.

El Teatro Nacional  fue inaugurado el 19 de octubre de 1897 y su construcción fue en parte por un pago de los cafetaleros de la época, sin embargo, la mayoría de dinero que se uso fue gracias al pago de impuestos, así es, fueron los tatarabuelos de muchos que pagaron para que esta joya llena de histórica este en el país.

En la entrada principal usted se encontrará con el primer Vestíbulo donde se encuentra la boletería y la cafetería del teatro.

En su segundo  vestíbulo puede observar las primeras pinturas en el cielo razo, que ilustran las principales actividades económicas de la época “Lengoría de Comercio y Agricultura” una pintura en tela que fue traída desde Italia por barco.

Esa hermosa pintura colocó al teatro entre los  10 mejores cielos razos del mundo.

Continuando con el recorrido nos encontramos con las butacas principales, las cuales llevan más de 100 años.

Por último usted pude conocer el «Foyer» en este sector donde se suele hacer conciertos de música clásica.

Una de las pinturas de esta sala  fue realizada con una técnica elíptica lo que provoca una ilusión óptica que hace creer que sus ángeles lo observan sin importar el lugar donde usted se encuentre.

Una de las curiosas partes son los fumadores:

  • Para las mujeres la decoración es sencilla y la pintura es de la cabeza de hombre.
  • Para los caballeros la decoración es más lujosa y cuenta con una pintura del cuerpo de una mujer.

Entre  espejos lujosos, los confidentes (sillones) además de los conocidos sátiros (muñecos decorativos) el teatro lo lleva a usted a conocer y aprender de esta joya arquitectónica. #AMPRENSA