IMAGEN CON FINES ILUSTRATIVOS.

Redacción- El impuesto a las casas de lujo, genera recursos que se utilizan en el programa de bono comunal o bono colectivo para el desarrollo de obras de infraestructura en las comunidades de todo el país.

En la presente administración, este impuesto ha permitido beneficiar a 5.599 familias, lo que ha representado una inversión de ¢ 4.143 millones.

El bono colectivo o bono comunal es un subsidio que el Estado costarricense brinda a un asentamiento con déficit de infraestructura colectiva tales como áreas recreativas, alcantarillados (pluvial y sanitario), aceras y vías, de manera general, para la dotación y mejora de la infraestructura social y el desarrollo local.

El Ministro de Vivienda y Asentamientos Humanos, Rosendo Pujol, indicó que debido a que la mayoría de los recursos para el desarrollo de las obras de infraestructura de bono colectivo se obtienen del impuesto solidario, hace un llamado a las personas con propiedades cuyo valor de la construcción y de las instalaciones fijas y permanentes supere los ¢126 millones, para que cancelen dicho impuesto antes del 15 de enero y de esa manera puedan colaborar con las familias de menos recursos. #AMPrensa