Redacción- La tasa de homicidios más alta de la historia, los constantes ajustes de cuentas y las fiestas de los hijos del Chapo Guzmán en el país mantienen muy preocupados a los costarricenses.

Tras una encuesta realizada por la Universidad de Costa Rica se reveló que la ciudadanía está alarmada por la inseguridad que experimente el país desde que asumió la actual administración Solís Rivera.

El estudio señala que a diferencia de las tres encuestas anteriores, los costarricenses están más preocupados por la seguridad nacional en lugar de la situación economía.

Costa Rica registra un 1.6 homicidios y el gobierno recortó cerca de 19 mil millones de colones al presupuesto de seguridad.

En el plan de gobierno del presidente Solís la seguridad no fue uno de sus ejes.