Redacción – Florentino Pérez ya lo había adelantado dos semanas atrás, la hora de Zidane estaba escrita y el presidente merengue lo tenía en mente desde hace ya tiempo atrás.

El francés Zinedine Zidane estaba predestinado a ser entrenador del Real Madrid. Su nombramiento en el primer equipo blanco se adelantó más de lo esperado luego del rotundo fracaso del proyecto de Benítez, mismo que duró seis meses de los tres años que firmó.

«No va a ser sustituido Rafa Benítez. A pesar de que algunos medios se han puesto de acuerdo para eso, Benítez ha venido a resolver un problema y es la solución, no el problema», dijo Pérez respaldando al exentrenador blanco el pasado diciembre.

Las declaraciones de Florentino Pérez el pasado 18 de diciembre se las ha llevado el viento y la realidad es otra, Rafael Benítez no fue solución al problema merengue.

El Real Madrid ahora apuesta por un técnico de su propia casa, que vive y siente el madridismo, mas no tendrá tiempo de medir su valía como estratega, ya que llega en una situación complicada a la casa blanca.