Redacción- La gran mayoría de costarricenses crecieron viendo este modelo recorrer las primeras calles de nuestro país, en medio de los cafetales o lecherías; sin embargo, a pesar de resistir el paso de los años, la automotriz británica Land Rover dejará de producir su modelo más querido esta semana.

Se trata del modelo clásico que a partir de los años 80 pasó a llamarse Land Rover Defender.

La firma británica justificó esta medida a un problema de legislación mundial.

«Con la introducción de reglas más estrictas sobre emisiones a partir de 2020 habrá condiciones que el Defender simplemente no podrá cumplir» aseguraron desde la compañía a medios ingleses.

Land Rover dijo que trabaja en un «nuevo Defender», aunque no confirmó dónde o cuándo será fabricado, sin embargo, en medios se especula que será muy distinto a su antecesor.

Por ahora, los amantes de este vehículo tendrán que conformarse con admirar los modelos más antiguos y por supuesto, los dueños de los mismos, ganarán un clásico en 4 ruedas.