Imagen del videojuego
  • Juego es una réplica de su lucha familiar.

Redacción- Amy y Ryan Green unos estadounidense,  duraron tres años para poder plasmar en un video juego la historia de su hijo en una lucha interminable contra el cáncer.

Su padres Ryan Green un programador de computación tomó la decisión de crear el video juego para contar su dolor tras años de angustia por el padecimiento de su hijo.

Para su creación Green dibujó una versión abstracta de sí mismo en una oscura unidad de cuidados intensivos.

Joel (hijo de Green) es un llanto incorpóreo -los Greens no querían mostrarlo sufriendo- pero el jugador entiende a través de la narración que Ryan está intentando calmar a Joel, dándole de jugo de manzana, meciéndolo.

Al final, el jugador no puede hacer nada para calmar a Joel, hasta que Ryan empieza a rezar.

Ryan se dio cuenta de que lo que estaba haciendo podía ser importante cuando llevó la escena de la habitación de hospital a una conferencia de jugadores en San Franscisco, en 2013.

Los encargados de probar los juegos acabaron llorando.

«Ese dragón, Cáncer’, trata de mantener la esperanza y la alegría de vivir por el tiempo que sea posible». aseguran estos padres.