Imágenes con fines ilustrativos
  • Por cada dos motociclistas fallecidos en el 2015 murió un peatón.
  • La imprudencia sigue siendo la causa principal.

Redacción- El segundo vehículo en el que más personas murieron en carretera fue el automóvil, que sumó 63 fatalidades en el 2015, pese a ello, murieron más peatones atropellados el año anterior, al sumarse 75 casos.

Esta cifra es alarmante desde varios puntos de vista. En primera instancia, por cada dos motociclistas fallecidos en el 2015 murió un peatón (la motocicleta sumó 150 fatalidades el año pasado, como el automotor con más víctimas).

Peor aún, detalló Mario Calderón, Director de la Policía de Tránsito, el 79% de los transeúntes que murieron atropellados en el 2015, perdieron la vida en una situación en la que se les achaca a ellos mismos una conducta imprudente que generó el percance mortal.

En otros términos, en 59 de los 75 casos, se les atribuye a los peatones la culpa de su propia muerte por conductas tan diversas como caminar en estado de ebriedad por la carretera, cruzar una carretera de alto tránsito teniendo a pocos metros un puente o un semáforo peatonal, por salir intempestivamente entre dos vehículos a mitad de la cuadra, o por otras razones más, puntualizó Calderón.

En perspectiva, casi la quinta parte de los fallecidos el año pasado eran peatones y pese a los muchos actores viales, el único vehículo que superó la cantidad de peatones fallecidos fue la motocicleta. #AMPrensa.com