En algunos casos, los postes incluso están en el centro de la calle, cuando deberían estar a 6 metros.

San José – Los postes eléctricos a orillas de las vías donde transitan los vehículos, son un peligro que podría ser mortal para los conductores.

Es muy común que usted pueda ver muchos postes a las orillas de las calles, pero, ¿sabía que deben estar a 6 metros de distancia de la línea central de la vía?

«Los postes utilizados en la transmisión de fuerza eléctrica y los que soporten hilos telegráficos o telefónicos, no podrán colocarse a una distancia menor de seis metros del centro de los caminos. Los que estuvieren colocados a menor distancia u obstaculicen futuras ampliaciones, deberán ser trasladados en cuanto se produzca requerimiento del Ministerio de Obras Públicas y Transportes o de las Municipalidades», dicta el artículo 19 de la Ley General de Caminos.

La responsabilidad de aplicar esta legislación recae en el Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI); sin embargo, cuando reciben reportes de postes mal ubicados, deben tramitar la solicitud de relocalización a las empresas que ofrecen el servicio eléctrico como el ICE o la Comisión Nacional de Fuerza y Luz (CNFL).

El CONAVI aduce que los postes que están en una mala ubicación, generalmente porque se amplían las calles.

«En algunas carreteras se ha hecho la ampliación de la vía y cuando se hace eso, la relocalización de servicios no se da tan rápido como quisiéramos. Actualmente estamos manejando una mayor coordinación con el ICE y la Comisión», dice el CONAVI.