Redacción- Los trabajos de la ampliación de la Ruta Interamericana Norte -Cañas Liberia- muestran carencias desde su planificación y ejecución en tiempos, reveló una fiscalización ejecutada por la Contraloría General de República.

El proyecto tiene un costo de 175 millones de dólares y fueron financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La obra debe estar finalizada este año, sin embargo, el informe señala que los avances demuestran que el plazo se prologaría.

«También se determinó que el uso de la modalidad de contratación “Diseño & Construcción” para la ejecución de los puentes no estuvo bien planificada.

Desde su inicio no estuvieron integrados los componentes carretera, puentes e intercambios, siendo que se llevaron a cabo acciones para la ejecución del componente carretera sin contar con los diseños del componente puentes; situación que provocó que el CONAVI asumiera el riesgo de ajustes en las cantidades ofertadas de los diseños preliminares de los puentes», detalla el informe.

La controlaría también revela que el CONAVI no realiza una periódica supervisión en la calidad de esta y otras obras.

AMPrensa.com intentó contactar con la empresa constructora y los directivos del CONAVI, sin embargo, al cierre de edición no respondieron.