• Fomentar integración a la sociedad, es el objetivo de la política.

Redacción – El primer ministro británico, David Cameron, afirmó que el Reino Unido deportará a los inmigrantes que no hablen inglés luego de que vivan dos años en el país europeo.

Reveló planes para fomentar una mayor integración de las mujeres musulmanas en Reino Unido, a través de una prueba que mida sus habilidades de lenguaje.

 Los inmigrantes que no aprueben los exámenes luego de dos años y medio de residencia en Reino Unido están en la obligación de dejar el país, según un comunicado de la oficina de Cameron.
“Bajo nuestras reglas tendrán que hablar inglés en un nivel básico para entrar al país. Vamos a endurecer las normas para que a mitad del programa de establecimiento marital de 5 años haya otra oportunidad para demostrar que esas personas están mejorando el nivel de inglés”, dijo Cameron.
Según el jerarca, la decisión se da para reforzar el mensaje de que cada persona que llegue el país tiene la responsabilidad de integrarse a la sociedad.