San José – La recaudación del Impuesto a las Personas Jurídicas (conocido como Impuesto a Sociedades), correspondiente a este año se suspendió por una resolución de la Sala Constitucional que declaró inconstitucional varios artículos.

Las  sociedades mercantiles que dejan de pagar este impuesto son las Sociedades Anónimas, Sociedades de Responsabilidad Limitada, Sociedad en Comandita, Sociedades Colectivas, Empresa Individual de Responsabilidad Limitada y también toda sucursal de Sociedad Extranjera o el Representante de la Sucursal.

“El Tribunal consideró que se violentó el principio constitucional de publicidad porque se variaron elementos esenciales del tributo mediante un texto sustitutivo que nunca fue publicado”, explicó el Presidente del Colegio de Contadores Públicos de Costa Rica, Francisco Ovares.

En cuanto a las posibilidades de que el Impuesto a las Sociedades se vuelva a cobrar, el Lic. Francisco Ovares explicó que primero la Sala Constitucional debe resolver varios recursos de amparo planteados en su contra, ya que muchos contribuyentes alegan que cuando se constituye una sociedad se paga por el derecho de la misma.

“Los ofendidos señalan que no es justo pagar un impuesto cada año, cuando se pagó por el derecho de la sociedad a la hora de crearla”, señaló Ovares.