Redacción- Muchos se cuestionan si saltarse el desayuno incide en el aumento del peso, sin embargo, al parecer eso  es solo un mito.

American Journal of Clinical Nutrition, le pidió a 300 personas con sobrepeso u obesas saltarse el desayuno por cuatro meses.

«No hubo ninguna diferencia en la cantidad de kilos perdidos», dice David Allison, a cargo del estudio de la Universidad de Alabama.

Es claro que desayunar o no, no es algo que altere las medidas anatómicas.

Al parecer la que es llamada la comida más importante del día no influye en el peso de nuestro cuerpo, sin embargo, no significa que deba omitirse consumirla.

Se ha demostrado que cada vez son más las personas que toman la decisión de no desayunar.