Redacción- Tras el receso de fin y principio de año, las personas a las que se les decomisó el vehículo, las placas del automotor o la licencia de conducir, deben gestionar su devolución en las Unidades de Impugnación del Consejo de Seguridad Vial, previo pago de las multas correspondientes.

Así lo aclaró Carlos Rivas, Director Jurídico del Consejo, tras algunas confusiones, dentro de las que se cuenta la visita a Juzgados de Tránsito para reclamar estos documentos o vehículos.

Las personas que pretendan recuperar sus placas o su licencia, deben pagar las multas que tengan pendientes y luego presentarse en la Unidad de Impugnación más cercana para que le sea entregada la autorización de devolución, lo mismo con los vehículos, salvo que en este caso deben pagar, adicionalmente, el acarreo y la custodia del automotor.

Al respecto, con base en el reglamento publicado en agosto pasado, en el Diario Oficial La Gaceta, (Decreto Nº 39098-MOPT), se debe pagar ¢5.347,02 por ese acarreo si la distancia entre el sitio del decomiso y el plantel es inferior a 6 km. E

n caso que sea más distancia, debe pagar el monto de los primeros 6 km y ¢819,17 por cada kilómetro extra o una fracción de éste.

Adicionalmente, por cada día que el vehículo esté en custodia, se debe pagar ¢3.484,41.

El trámite de devolución del automotor, las placas o la licencia debe efectuarlo el dueño registral del vehículo o un tercero con un poder otorgado mediante un documento hecho por un abogado. Deben presentar la cédula de identidad en buen estado y vigente y estar al día con la inspección técnica vehicular y el derecho de circulación (marchamo). #AMPrensa