• Funcionarios de dos entidades se incapacitaron más de 700 mil días.

San José – El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y el Ministerio de Educación Pública (MEP) registraron  11  035 millones 520 mil colones por concepto de incapacidades solo en el año 2015.

En total, 16 mil 682 funcionarios de esas entidades estuvieron fuera 724 mil 527 días.

En primer lugar, se encuentra el Ministerio de Educación Pública (MEP), institución que gastó 9 151 millones de colones para cubrir las incapacidades de 12 764 funcionarios.

Los funcionarios del sector educativo estuvieron fuera 613 mil días en total.

Por otra parte, al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) le costó mil 884 millones 226 mil colones cubrir las licencias de 3 918 funcionarios públicos.

Entre las dos instituciones, los 16 mil funcionarios estuvieron enfermos 479 mil 482 días, el equivalente a un milenio, exactamente 1 313 años.

Para la diputada del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Rosibel Ramos, el que los funcionarios se incapaciten por enfermedad no está mal; sin embargo, según ella, lo que sorprende son las cifras.

«Uno se preocupa mucho de la cantidad de incapacidades que se dan en el Ministerio de Educación en las zonas muy alejadas, donde los educadores reiteradamente se incapacitan y los niños tienen menos posibilidades de aprender. Tiene que haber un control de parte de los directores de las escuelas, los supervisores de cada circuito, que se diera un reporte para hacer un análisis exhaustivo, pero es impresionante como se tapan los ojos los jerarcas», dijo Ramos.

La legisladora insistió en que se requieren controles para evitar abusos.

Por otra parte, de acuerdo con el diputado del Partido Liberación Nacional (PLN), Rolando González, las incapacidades son un derecho indistintamente del sector para el que se traje. No obstante, las autoridadades tienen la obligación de supervisar.

«Hay una obligación de los patronos y de la Caja del Seguro Social de actuar frente a cualquier abuso. En este país, los abusos en materia obrero-patronal se han desbordado y debe haber un riguroso alto en el camino», señaló el diputado.

El legislador verdiblanco afirmó que no importan los años que equivalen, sino más bien «la cantidad de abusos».

«El tema aquí no es la cantidad de años, sino la cantidad de abusos. En esa acumulación habrá casos debidamente justificados y habrá otros injustificables. La obligación de que sea apegada a un derecho justificable recae en la Caja, en los patrones y en los trabajadores», concluyó González.

De igual forma, el diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, afirmó que los funcionarios que se incapacitan de forma excesiva se comportan igual que «los que evaden tributos y los que se corrompen con fondos públicos».

«Pareciera excesivo. Ahí si hay abuso en esa dirección es condenable de parte del funcionario y de parte del médico. Ambos se comportarían igual que el evasor de tributos, igual que el que se corrompe con fondos públicos y le harían un gran mal al país. Por eso los de la clase política debemos dar un ejemplo especial de austeridad», aseguró Solís.