Redacción – Un año atrás, un 7 de enero de 2015, el guardameta costarricense oriundo de Pérez Zeledón, se convertía en el primer costarricense en jugar un derbi de Madrid.

A pesar de la derrota, misma que significó la primera oficial para Navas como arquero de los merengues, el juego fue histórico para el jugador y para todo un país significando el primer tico que jugó un derbi de Madrid de titular.

La derrota significó para el costarricense la oportunidad de trabajar aún más duro, trabajo que a la postre fue sinónimo de confianza, buenas apariciones y la titularidad para el que hoy se podría considerar entre los mejores jugadores del mundo.

Más héroe que villano, Keylor ha significado una muralla en la portería merengue, parando penales, y jugadas que a simple vista parecen imposibles.

Un inicio de temporada soberbio para el nacional en el Real Madrid manteniendo su arco en cero durante 516 minutos consecutivos y que significaron varios puntos para los merengues, lo han hecho consolidarse en uno de los mejores equipos del mundo.

Con el conjunto merengue, el guardameta acumula 20 encuentros de titular entre la Liga y Champions League, entre los que ha destacado con 90 paradas y 14 goles recibidos, permitiendo casi un gol por encuentro.

Si el Real Madrid para por una crisis, el costarricense ha logrado disminuirla, como lo demostró en el último encuentro de los blancos cuando al último minuto salvó al equipo con una parada espectacular.