• Dos holandeses y un nicaragüense fueron asesinados en Sardinal en enero

San José – En los últimos 10 meses, los asesinatos a familias han tomado fuerza en el país.

Desde mayo de 2015 y hoy, tres homicidios han ocurrido a lo largo y ancho del país.

El más reciente fue el hallazgo ocurrido esta mañana en Mata Palo de Santa Cruz en Guanacaste, donde un técnico de atención primaria encontró los cuerpos de cinco personas en una casa.

Una costarricense, un estadounidense y sus tres hijos fueron encontrados fallecidos, así como dos menores en condición crítica.

El sospechoso se presume es un nicaragüense y está a la fuga.

Luego, en Sardinal en Puntarenas, el 4 de enero anterior fueron hallados dos holandeses residentes en el país y un peón nicaragüense.

La europeos -los cuales eran pareja- fueron identificados preliminarmente como Johan Snelderth y Zita Taver, mientras que el nicaragüense era Rivar Avenec Montalbán.

El hallazgo lo hizo otro peón nicaragüense que llegó de su país para reincorporarse a las labores de la finca, la cual era propiedad de los holandeses.

Los cuerpos estaban en descomposición y maniatados.

Se desconoce el paradero del sospechoso.

Finalmente, los hechos se remontan al 30 de mayo de 2015, cuando oficiales de la Fuerza Pública encontraron tres cuerpos de una familia en Copey de Dota, cerca de la vivienda en donde días antes hallaron a una menor  de 9 años asesinada sobre una cama.

La familia era de origen nicaragüense y vivían en Dota desde hace 10 años. Todos ellos fueron asesinados con arma blanca, según el reporte de las autoridades.

La pareja fue identificada como Ramón Suárez Espinoza y María Haydée Miranda. La mujer de 35 años fue encontrada semidesnuda a 25 metros de distancia del cuerpo de su esposo.

Colaboró con esta información el periodista José David Arce.