Imágenes con fines ilustrativos

Redacción – Las calles son el lugar donde muchas personas jóvenes han visto cómo sus vidas se interrumpen en un abrir y cerrar de ojos, dejando atrás sueños y una toda una vida por delante.

La historia de Dany González es una de muchas que han visto, como si se tratara de un interruptor, su vida apagarse así sin más.

Es su hermana Silvia quien le cuenta a AMPrensa.com lo difícil que fue superar la partida de alguien que más que su familiar, era su amigo, con el que pasó momentos que nunca volverán.

Sería un sábado, a las 6:00 de la mañana en San Carlos cuando sonó el teléfono y recibirían la noticia más triste, una que nadie se espera, Dany había muerto en un accidente de tránsito.

Silvia González describe esos momentos como muy complicados, en ese instante ella no sabía si estaba realmente pasando, si era una pesadilla o si se trataba de una broma.

“Uno no cree si está en la realidad o no, fue un momento de shock”, relató González.

vidasTruncadas

Las muertes de jóvenes menores a los 30 años en accidentes de tránsito durante los últimos dos años han venido en aumento, y este 2016 no parece ser la excepción, ya que tan sólo en lo que llevamos del 2016 se contabilizan 16 muertes.

En el 2014 y 2015 se registraron 153 y 156 muertes respectivamente, lo que aunado a los datos del presente año, significan una muerte en accidentes de tránsito cada tres días aproximadamente.

Cada tres días una vida se ve truncada una vida que tenía por personas imprudentes, en estado de ebriedad o que hacen conducción temeraria a gran velocidad e irrespetando señales.

Para Silvia y su familia la historia se tornó aún más compleja, ya que tenían alrededor de cinco meses de no ver a Dany que por motivos laborales se encontraba en la capital, por lo que esta sería la primera y última vez que lo verían.