Redacción – La empresa Johnson & Johnson fue condenada a pagar $72 millones por el caso de una mujer que murió por cáncer de ovarios.

Jackie Fox, de Alabama, murió el año pasado, a los 62 años, tras haber utilizado los polvos de talco para bebés y otros para higiene femenina durante décadas.

La familia dice que la empresa conocía los riesgos del producto pero no avisó a los consumidores y el jurado condenó a la empresa por «responsabilidad por producto defectuoso, negligencia y conspiración», le dijo a BBC Mundo Jere Beasley, uno de los abogados de la familia que ha participado en el juicio.

Esto se tradujo en la condena a la empresa a pagar US$10 millones por daños personales y otros US$62 millones por daños punitivos tras el fallecimiento de la paciente.