• Municipio ramonense ocultó información sin argumento legal.

San José – La Sala Constitucional obligó a la Municipalidad de San Ramón a entregar información pública a los diputados del Movimiento Libertario, Otto Guevara y Natalia Díaz.

Los legisladores habían solicitado al departamento de Recursos Humanos del municipio, información relacionada con el control de ingresos y egresos de los servidores municipales (reloj de ingreso), en caso de existir varios y, a la vez la lista de servidores obligados a ese control (últimos 6 meses) o bien, cualquier información certificada que se utilice para el control.

Cuando los legisladores solicitaron la información, Grevis Ramos Chavarría, jefe de Recursos Humanos del ayuntamiento, respondió en una carta que esa información es «confidencial», según comentó el mismo Ramos a AMPrensa.com.

Ante esto, los dos diputados acudieron a la Sala a interponer el recurso y esta semana los magistrados fallaron a favor.

«Se ordena a Grevis Ramos Chavarría, o a quien ocupe el cargo de Encargado de Recursos Humanos de la Municipalidad de San Ramón, que en el término improrrogable de CINCO DÍAS, contado a partir de la notificación de esta resolución», dicta la sentencia de la Sala.

De acuerdo con el legislador, Otto Guevara, la solicitud y luego el recurso lo hicieron para colaborar con la comunidad de la zona, por un tema de rendición de cuentas.

«Se hace una gestión, no se contesta a tiempo y ponemos el recurso de amparo, para que la municipalidad responda en el tiempo que corresponda. Gente de la comunidad quería información sobre estos manejos en la municipalidad y nosotros lo que hicimos fue ayudarlos», afirmó Guevara.

 

El libertario celebró que la Sala haya fallado a favor de ellos.

ES INFORMACIÓN «CONFIDENCIAL»

Este medio conversó con Grevis Ramos, jefe de recursos humanos de la Municipalidad de San Ramón y afirmó que la Sala no los ha notificado; sin embargo, insistió en que la información es confidencial.

«No se ocultó información. Ellos pidieron información y aquí se les brindó y con respecto a los relojes marcados se les indicó que nosotros consideramos que es información confidencial», aseguró Ramos.

Cuando se le preguntó con qué argumento legal definió que la información relacionada con el ingreso y salida de los funcionarios, Ramos declaró no saberlo en ese momento.

«Yo les indiqué que nosotros suponíamos que era información confidencial, netamente administrativa dentro de la organización (…) Ahorita no preciso el argumento que se basó en el asunto», comentó Ramos.

 

La municipalidad tiene 5 días para entregar la información, a partir del momento en que sean notificados.