• La suavidad y delicadeza son claves.

Redacción- Las mujeres son un mundo desconocido para los caballeros, estas tienen puntos de placer que pocos conocen.

Aunque parece increíble de creer estimular las costillas con suavidad sin intención de producir cosquillas, tienen un gran poder de placer para las damas.

Esos  huesos que sobresalen a lado y lado de la cintura, llamados hip bones son otro punto de excitación.

Los dedos de las manos y de los pies, el talón de Aquiles también son áreas de gran sensibilidad.

Otros puntos son la fosa poplítea, ese hueco detrás de la rodilla, lo mismo que esa depresión detrás de los codos. #AMPRENSA