Redacción – Recientemente en Costa Rica se ha dado la aparición de diferentes tipos y modalidades de marihuana que han puesto en alerta a las autoridades.

El Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD), ha detectado nuevos ejemplares que se han tornado en materiales manipulables para su incorporación en alimentos de consumo diario tales como dulces o confites, poniendo en riesgo a la población menor de edad.

De acuerdo con Guillermo Araya, director del ICD, la droga puede venir disfrazada en chicles, gomitas, entre otros productos que son atractivos para niños y jóvenes.

Esta presentación más amigable y con colores brillantes los vuelve más atractivos y parecen menos amenazantes para quienes no suelen consumir la marihuana, como los niños.

Siendo los niños a quienes los dulces más llaman la atención, las autoridades están más alerta que nunca de esta nueva modalidad, y hacen el llamado a la ciudadanía para estar atentos y así evitar que caigan en manos de pequeños que no disocian entre un confite con marihuana y uno normal.

Los médicos señalan que los niños que consumen marihuana están en riesgo de caer o quedarse dormidos en una posición que no les permita respirar.

Ante esta nueva modalidad las autoridades se encuentran preparadas y en constante monitoreo de nuevas apariciones para enfrentar este tipo de amenazas.