Redacción – La Corte Suprema de Justicia de Nicaragua notificó este lunes Michael Adrián Salmerón Silva, nicaragüense sospechoso de la masacre de una familia en Matapalo, sobre la existencia de una solicitud de extradición que hicieron las autoridades costarricenses.

Cuando el sospechoso se vio frente a la prensa manifestó: “Dios ya me perdonó”.

Salmerón, sospechoso de la masacre, fue presentado ante los magistrados de la Sala Penal de la Corte.

Fue el secretario de la Sala Penal, José Antonio Fletes Largaespada, quien explicó a los periodistas que este lunes se abre un proceso de 20 días para que la justicia nicaragüense pueda dictar sentencia en relación a la solicitud de extradición hecha por autoridades costarricenses.

Al sospechoso de 24 años se le acusa de asesinar a Jessica Durán, Dirk Beauchamp y tres niños.

La detención preventiva puede durar un máximo de 60 días.