Redacción – Esta noche se dará la última aparición de Kobe Bryant como jugador profesional de baloncesto en un Juego de las Estrellas de la NBA que será fuera de Estados Unidos, por primera vez en la historia, ya que el tradicional duelo entre las Conferencias Este y Oeste se realizará a cabo en Toronto y tendrá al astro como principal atractivo.

«Me siento muy mal», dijo Bryant hace unos días mientras se levanta de la silla con visibles muestras de dolor antes de la rueda de prensa previa al juego.

«Me duele el tobillo, me duelen las rodillas. Lo mejor que sé hacer es jugar al baloncesto, pero realmente me siento como una basura. Solo quiero mostrar una vez más que lo puedo hacer», afirmó el jugador de 37 años, quien ya anunció su retiro para el final de la temporada 2015-2016.

Bryant no sería Bryant si, a pesar de las condiciones en las que se encuentra, no estuviera impulsado por su orgullo y ambición.

«Kobe es el Michael Jordan de nuestra generación (…), es uno de los mejores que alguna vez se ató una zapatilla para jugar», lo elogió Dirk Nowitzki.

Por su parte, su excompañero, Shaquille O’Neal, está convencido de que Bryant buscará su quinto premio como jugador más valioso del partido.

«Conociéndolo como lo conozco, estoy seguro de que si se siente bien y sus compañeros lo ayudan, hasta el público va a querer que vaya en busca del MVP. Es su último All-Star, ¿por qué no va a intentar irse a lo grande? Yo en Phoenix lo busqué y Kobe me ayudó. Y él ahora va a hacer lo mismo, seguro», indicó O’Neal.

Más allá de la despedida del astro, la noche de Toronto tendrá otros atractivos, con las estrellas de la nueva generación buscando brillar con luz propia, sin ser opacadas por el 24 de los Lakers.