• Según datos del 911, el 14 de febrero aumenta en alrededor de 100 el número de incidentes

Redacción – Las tiendas se llenas de corazones y chocolates esperando a que las personas se acerquen para encontrar el regalo ideal para esa persona ideal en San Valentín y así celebrar el amor.

Sin embargo, en el l día del Amor y la amistad no todo es eso, mientras que unos celebran el amor por el otro con regalos y tiempo juntos, en otros casos es lo contrario, se da la violencia entre personas que se juraban amor eterno.

Al parecer los celos son la gran causa de violencia doméstica en este día, ya que durante los últimos tres años la cifra de casos ha venido en considerable aumento.

Un parámetro para medir el aumento es el día antes, por ejemplo, el 13 de febrero de 2013, día en el que la línea de emergencia recibió 171 llamadas, mientras que el propio día de San Valentín se registraron 175, cuatro llamadas más.

En el 2014, un año después, para el 13 de febrero se recibirían 207 llamadas y el 14 de ese mismo mes aumentaría ese número en 47 y casi a un año del último día de los enamorados, ese número alcanzó su pico más alto de los últimos años registrando 215 incidentes en febrero 13, 96 casos menos que el 14, cuando se presentaron 311.

El aumento es notorio estos últimos años, y Ana Hidalgo, quien forma parte de la unidad de violencia doméstica del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), conversó con AMPrensa.com y se refirió al tema.

“Muchas veces las mujeres jóvenes nos perdemos pensando que como el objetivo es estar con alguien (…), hay que aguantar cualquier cosa”, expresó Hidalgo.

Para Hidalgo, mucha de la violencia se oculta y justifica en aras del amor, causando gran sufrimiento y años a la pareja dejando de ser amor para tornarse en violencia.

“Entonces, con ese pensamiento de aguantar cualquier cosa se dejan pasar los malos tratos, conductas controladoras y un comportamiento aún más fuerte como lo es el poder, siendo este último el núcleo central de la violencia, de todas las formas de violencia tiene que ver con el poder”, concluyó Hidalgo.