Redacción- Costa Rica estableció un plan piloto sobre la trazabilidad de las especies de tiburón, es decir, se conocerá sobre la posibilidad de identificar el origen y las diferentes etapas de un proceso de producción y distribución de bienes de consumo.

En este caso la trazabilidad indica el origen del tiburón y genera la información suficiente para determinar si ha sido pescado responsablemente.

El plan piloto es conducido por el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) y  cuenta con el apoyo técnico de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

tiburon

Heiner Lehr, experto en trazabilidad y consultor en el plan, comentó que al incorporar un mejor control se colabora con la conservación de la especie y valida su comercialización.

De esta forma, se encuentra el equilibro entre la producción y exportación del tiburón, con su correcto proceso de trazabilidad, y la utilización responsable del recurso marino.

El proceso tiene como una de sus metas a corto plazo la sistematización de toda la información de manera electrónica para más fácil acceso de los operadores, tanto privados como los entes gubernamentales. #AMPrensa.com