Rastrearán fiestas colegiales en redes sociales

Con entrada a clases se vienen actividades en las que se da el consumo de drogas y alcohol

  • Monitoreo es constante por parte de autoridades

Redacción – Con la entrada de las clases también se avecinan las conocidas fiestas colegiales.

Las populares reuniones se dan, por lo general, en casas donde los padres de adolescentes se encuentran trabajando, o bien en fiestas nocturnas organizadas, que se vuelven escenarios que se prestan para el consumo de drogas y alcohol.

Las fiestas, organizadas por colegiales menores de edad, donde hasta cobran a sus compañeros por la entrada, para la compra de las bebidas alcohólicas y drogas ilícitas.

Ingredientes como sexo, drogas y alcohol son elementos fundamentales que están siempre presentes en estas “celebraciones” de menores que se han tornado en un dolor de cabeza para las autoridades y padres de familia.

Los efectos tanto del alcohol como de las drogas en un joven se dan más que nada a nivel cognitivo, viéndose afectadas la concentración y la memoria.

Ante esto, AMPrensa.com conversó con Laura Chinchilla Barrientos, Psicóloga del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), para conocer la posición de la institución al respecto.

“Tenemos que comprender, como padres y madres de familia, que aunque los niños vayan hacia el centro educativo, siempre la responsabilidad es nuestra de estar alertas de cualquier cambio abrupto en el comportamiento”, expresó Chinchilla.

Si usted se entera por el comportamiento de su hijo que este consume drogas, las autoridades recomiendan calmarse en primera instancia, escuchar, conversar explicar y llegar a acuerdos con sus hijos.

“El problema es que ante el tema de drogas y sexualidad los papás y mamás suelen perder el control”, añadió.

Por su parte, el Director del Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD), Guillermo Araya, confirmó que están en constante monitoreo de las redes sociales para detectarlas y alertar a los padres de familia.

“Nosotros seguimos en una labor de monitoreo constante, más que todo con un solo objetivo (…), evitar la presencia de menores de edad en actividades en las que personas utilizan esas oportunidades para venderles y crear nuevos consumidores”, expresó Araya.

Frente a este tipo de situaciones, expertos recomiendan no gritar no vociferar, evitar los castigos irracionales, ya que un adolescente que vive en una casa en la que hay temor a los adultos porque son demasiado severos, no se va a tener el mismo nivel de confianza.


Publicidad

.

Acerca de José David Arce 3950 Articles
Periodista encargado de cubrir sucesos. Interesado en el análisis y la crítica de diversos temas del ámbito nacional e internacional. Comprometido con la comunicación y responsable en el ejercicio de su profesión.