5 consejos para educar a “un buen” gato

Redacción – Es importante dejar que los gatos jueguen y se cansen en su diversión

La leyenda cuenta que los gatos son ariscos y difíciles. Sin embargo, todo depende de cómo se los eduque. ¿Es posible entrenar a los felinos para que adquieran hábitos saludables desde pequeños y lograr una convivencia feliz junto a ellos? La veterinaria Carolina Chavez (MP 10.808) compartió con Infobae algunos consejos para que los felinos sean “bien educados” desde pequeños.

Es fundamental destacar que en los últimos años se ha registrado una tendencia creciente en lelaborada por Millward Brown, reveló que el 78% de los argentinos tiene mascoa adopción de gatos en Argentina. Aquí se encuentra la mayor penetración de mascotas en hogares de toda América Latina, con 11 millones de perros y 4 millones de gatos. La última encuesta nacional de mascotas, tas en su casa, en su mayoría perros (63%), y en menor medida gatos (26%), a los cuales consideran “miembros de la familia”.

1. Jugar activamente

“En los primeros años de los gatos es importante no cortarles el juego porque se híper excitan. El felino es un cazador nato y una de sus máximas necesidades es descargar energía mediante el juego. Al contrario, eso lo beneficia”, subrayó la especialista.

2. Mimos, pero con límites

Tampoco hay que acariciarlo excesivamente, porque se lo llena de energía, lo que produce el efecto contrario. “Se lo debe acariciar un rato hasta el momento en el que el gato empieza a mover la cola vigorosamente. Si se lo sigue mimando, pueden morder o ubicarse en una actitud agresiva”, explicó la veterinaria.

3. Cultivar el vínculo con el animal

Uno de los errores más comunes en la crianza de los gatos es creer que se lamen cuando se sienten estresados. “Todos los gatos se lamen y eso no es síntoma de que estén estresados. El lamido por estrés va acompañado de otras conductas: irritabilidad con personas que antes no tenía, adelgazamiento, micción infrecuente”, dijo Carolina Chavez, quien agregó: “Para que el gato no sea agresivo, es clave que el o los dueños cultiven una relación con su mascota mediante el juego y la comida, para agotarlo y que no necesite buscar una ‘presa’ humana por ese aburrimiento”.

4. Ofrecerles “un lugar en las alturas”

“Los gatos que se sienten inseguros y amenazados son los que en general orinan en cualquier lado, generalmente en una ventana o puerta que da al exterior en donde está la ‘amenaza’ que ellos sienten”. La afirmación de la veterinaria va de la mano con la solución para que los gatos se sientan seguros y no sufran esa sensación de amenaza: “Es bueno colocarles estantes y pasadizos elevados para que se mantengan en las alturas. A los gatos, trepar les da seguridad y vigilar todo desde lo alto les sube la autoestima, brindándoles una inmejorable sensación de control”.

5. Mantener la lactancia los primeros dos meses

Para favorecer la sociabilización del gato, la especialista concluyó en que es “primordial que, en caso de tener un gato de bebé, no sea destetado hasta los dos meses. Cuanto más temprano se lo desteta, más problemas de conducta tiene. La gente cree que el gato es un perro chiquito y que hace las mismas cosas que un perro bebé”.


Publicidad

.