La ausencia de acciones claras en contra de la pobreza fueron solicitadas por los congresistas. AMPrensa.com

• Impuesto Solidario no se está utilizando para resolver necesidades de vivienda para familias en pobreza y extrema pobreza, denunció el jefe de fracción del Partido Unidad, Gerardo Vargas Rojas

Redacción – El Jefe de Fracción del PUSC, Diputado Gerardo Vargas Rojas, denunció que en la presente Administración los recursos del impuesto a las casas de lujo (llamado Impuesto Solidario) no se están usando para la construcción de vivienda social como ordena la ley.

Informó que el artículo 1 de la ley aprobada en el año 2008 señala: “Créase un impuesto… cuyo producto se destinará exclusivamente, a financiar los programas públicos dirigidos a la dotación de vivienda digna, para personas y familias en condición de pobreza y pobreza extrema”.

Señaló que pese a la claridad de esa disposición, en la presente Administración la totalidad de los recursos generados por el impuesto solidario han sido desviados para realizar obras comunales que no tienen relación con los proyectos de vivienda impulsados por el BANHVI.

El Diputado Vargas señaló que “el espíritu de la ley es claro, estos recursos son para darle casas a las familias más necesitadas, y por supuesto una parte puede ser para las obras de infraestructura directamente vinculadas a esos proyectos de vivienda, pero no para hacer anfiteatros, mobiliario urbano, graderías o ciclovías en áreas ya construidas, que muchas veces no están ni siquiera vinculadas a proyectos orientados a las familias más necesitadas, pues para esa finalidad están otros recursos del Ministerio de Hacienda”.

En noviembre del 2014 el Ministro de Vivienda, Rosendo Pujol, solicitó que los recursos provenientes del Impuesto Solidario en su totalidad fueran para financiar el Programa de Bono Colectivo, cuyo objetivo es financiar obras comunales, que tradicionalmente han sido financiados con recursos provenientes del Presupuesto Nacional.

En el año 2015 el monto recaudado por este impuesto fue de 3.854 millones, en el 2016 fue de 3.584 millones y en el 2017 se estima en 3.760 millones. En total en la presente Administración los recursos desviados serían del orden de los 11,198 millones de colones, suma que podría representar la construcción 1.300 soluciones de vivienda para atender a familias en pobreza y pobreza extrema.

El Diputado Vargas Rojas señaló que “los recursos del Impuesto Solidario deben volver a priorizarse para la construcción de viviendas para las familias en pobreza y pobreza extrema”.

Esta denuncia se une a lo comunicado por el Jefe de Fracción del PUSC la semana pasada, cuando informó que el porcentaje de inversión para atender a familias en extrema pobreza disminuyó de un 37,6% a un 28,9% del total de los recursos presupuestados para vivienda social en la presente Administración. Eso está muy lejos de la relación de inversión señalado por ley de un 60% para familias con capacidad de crédito o lote propio y un 40% para familias en extrema pobreza, según el espíritu establecido en la Ley 7052 con la reforma de julio del 2006.

Lo anterior viene a reiterar la contradicción del Ministro Rosendo Pujol cuando ha enfatizado que uno de sus objetivos es que los recursos de vivienda se otorguen a los que más lo necesitan.

El Jefe de Fracción del PUSC señaló que solicitará a la Contraloría General de la República revisar lo actuado en el sector vivienda, ya que burla el espíritu por el cual fue creado el impuesto solidario por medio de la Ley 8683.