Rogelio Cisneros: “Muchos se han casado por culpa de mis canciones”

A lo largo de los años, Cisneros ha sido el cupido de los ticos

San José – A lo largo de 40 años, por su culpa, decenas de parejas han encontrado la flecha del amor, su voz y sus canciones, dos décadas después, sigue sonando en la radio y trae suspiros a los costarricenses que lo recuerdan como el mejor cantante romántico nacional.

Rogelio Cisneros, exvocalista del grupo Gaviota y un referente del amor en Costa Rica, ha sido por años el cupido musical y en vísperas del Día del Amor y la Amistad, recuerda su experiencia como admirador de ese sentimiento que genera suspiros diariamente.

El artista conversó con AMPrensa.com y contó sus anécdotas como el responsable de unir a decenas de parejas. “Muchos se han casado por culpa de mis canciones”, recordó y afirma que, aún no tiene intenciones de dejar ese papel.

¿Qué lo inspira a escribir esas canciones tan románticas?

“El amor, el amor es uno de los temas universales y es intemporal, yo creo que una de las razones de que se mantengan las canciones es porque la gente se enamora todavía. El amor se mantiene, no pierde vigencia”.

Precisamente usted se ha reconocido por temas del amor, personalmente, ¿cómo ve ese sentimiento?

“El amor hay de muchos tipos, está el de la familia con la crianza de los hijos, el de pareja que hay que cultivar todos los días, el amor de hermanos, a la naturaleza, el amor a Dios…

¿Y el amor de pareja?

“Una de las recomendaciones es cultivarlo a diario, por supuesto, es el comprenderse y aceptarse con los defectos que Dios nos dispone (ríe).

¿Cómo le fue a usted en el amor?

“Gracias a Dios, muy bien. Soy casado con Guiselle Guzmán, quien era integrante de Gaviota. Siempre contamos que ni nos gustábamos, éramos amigos, fuimos primero amigos, yo creo que eso fue importante, antes de gustarnos físicamente, nos empezamos a gustar como personas y eso fue lo mejor.

¿Y la enamoró con su música?

“Pues viera que no, porque trabajábamos justamente en la música, entonces nos veíamos a diario y entonces era muy raro conquistarla con la música si sabía exactamente lo que hacíamos, pero fue con las acciones, con el cariño, con otras cosas que fueron más valiosas que la misma música”.

Usted ha sido referente en el mundo artístico con el amor, eso también le trajo pretendientes. ¿Cuántas mujeres se le han declarado por su música?

“Viera que románticamente muy pocas, pues todo mundo sabía de mi relación con Guiselle. Pues sí ha habido enamoradas, no fue una única ocasión pero la música sí ha servido a otras personas para sus relaciones, eso me ha gustado mucho, que han tomado mi música para sus relaciones personales”.

Entonces, usted ha sido como un cupido para muchos…

“Muy jocosamente me han comentado a veces, por culpa suya yo me casé. Muchos se han casado por culpa de mis canciones. Me han dicho que ‘le regalé el disco de María a mi señora y diay, ya estoy casado’, eso me ha agradado mucho, incluso cuando me invitan a bodas, cambian el valls por qué vamos a hacer esta noche y eso me complace mucho”.

¿Cuántos enamorados ha contado a lo largo de su carrera por sus canciones?

“Hijo, bueno, es interminable, son muchos años. Pero me ha pasado de todo, viera que una vez canté en un aniversario de bodas y la señora dijo, ‘prohibido cantar Ana Mía’, era la rival y no pude cantar la canción (ríe) hay de todo y bueno, nos dio risa. Otra vez me pasó que cantamos solo para una pareja en Pérez Zeledón, aparentemente se habían disgustado, quien sabe qué torta se jaló el señor y tiró pétalos de rosa, yo tenía que entrar de sorpresa, así fue, la señora se puso a llorar y dio resultado, porque diay, cuatro meses después canté la boda”.

Y en casos contrarios, ¿lo han contratado para que, como se dice popularmente, pida cacao?

“Pues no, viera que no, así como que se hayan peleado y así no, sí me han querido llevar, pero nunca se concretó”.

¿Lo haría?

“Pues no sé, a mí me gusta estudiar mucho las situaciones, pero yo no veo que sea muy apropiado”.

Dentro de su experiencia como cantante romántico, ¿qué ha sido lo más curioso?

“Esa pregunta es como para escribir un libro, hay muchas cosas. Recuerdo un festival de música de los países del Caribe que fuimos a Cartagena, Colombia, ahí sonaba la canción Gaviota, que era muy suavecita. A nosotros nos tocaba en una plaza de toros en el segundo día del festival, el primer día era para indagar sobre el festival y era puro sabor caribeño y de todo y estábamos muy preocupados porque diay, no cabíamos en ese festival con el tipo de música.

El segundo día fuimos al festival, habían dos tarimas, mientras un grupo cantaba, el otro se preparaba y empezamos suavecito, la canción Gaviota, un silvidillo por allá y otro aplauso para acá y por dicha que tocamos de todo, entonces fuimos cambiando la perilla y de un pronto a otro todo el mundo estaba tirado a pista”..

¿Cómo fue su experiencia con otros géneros musicales?

“Allá en la época del 95  al 2003 estuve en el grupo ‘Réquete’ justamente para incursionar en otros géneros. Recuerdo una noche de rock de los 80’s, música de Queen, en inglés y he sido seguidor de pop de los 80’s, mi gusto musical no es solo romántico, me gusta mucho el pop”.


Publicidad

.