Proyecto busca subir hasta ₡2 millones salario del presidente, diputados y ministros

Magistrados se quedarían sin la mitad del salario

San José – Un proyecto de ley busca subir en hasta 2 millones de colones el salario del presidente, de los ministros, viceministros y los diputados y por el contrario, bajar el de los magistrados, presidente del TSE y el Contralor General.

Así se incluye en una nueva propuesta que se presentó a la corriente legislativa para reformar los salarios de los empleados públicos.

De acuerdo con la iniciativa, el salario del presidente de la República pasaría 5 millones a 7,9 millones de colones.

Por su parte, el de los ministros pasaría de 2,6 millones hasta 4,9 millones de colones. En ese mismo monto quedaría el salario de los 57 diputados, quienes actualmente devengan más de 3,8 millones de colones.

Por otra parte, el proyecto de reforma a empleo público propone en recortar hasta la mitad el salario de los magistrados de la Corte, reducir el salario del presidente del Tribunal Supremo de Elecciones y de quien ocupe el titular de la Contraloría General de la República.

LEA TAMBIÉN: Solís: “No estoy a favor de aumentar mi salario”

Actualmente, los magistrados de la Corte ganan entre 8 y 9 millones de colones. Con la iniciativa, el salario máximo pasaría a 4,3 millones de colones, es decir, más de la mitad del salario.

El magistrado presidente del TSE tendría un rebajo de 1,5 millones de colones y el contralor 1,7 millones de colones.

En los últimos meses, el debate por reformar los salarios de los funcionarios públicos ha encendido los ánimos en la Asamblea Legislativa. Diputados del PLN y el PUSC han recalcado la necesidad de poner tope a los salarios públicos, lo cual ha generado molestia en sectores sindicalistas.

Incluso, el año anterior, el gobierno se vio obligado a retirar un proyecto de empleo público propuesto por la verdiblanca Sandra Piszk, por presión de sectores sindicalistas.

Esta nueva iniciativa aún no llega a manos de todas las bancadas legislativas, por lo que aún se está a la espera de su ritmo en la corriente parlamentaria.


Publicidad

.