(Opinión) ¡Restauremos Costa Rica!

Jonathan Prendas Rodríguez

Periodista y politólogo
Candidato a diputado Heredia
Restauración Nacional

Bajo el slogan de “hagámoslo juntos” el hoy diputado de Restauración Nacional Fabricio Alvarado lanzó, oficialmente, su candidatura a la presidencia de la República, misma que fue avalada por el Comité Ejecutivo de la agrupación política.

Pero, ¿qué significa hacerlo juntos?, y ¿cuál es el propósito de la candidatura de Fabricio?

Costa Rica está urgida de respuestas, de acciones y de decisiones responsables y basadas en los principios y valores con los cuales, nuestros abuelos, construyeron el país que siempre ha gozado de gran prestigio, pero que hoy algunos han querido cambiar señalando que la modernidad nos espera, es decir, que es necesario actualizar las premisas que rigen la sociedad.

El espíritu de paz, libertad, solidaridad, respeto, integridad, honorabilidad y, entre algunos otros preceptos, diligencia que identifica al tico y que se resume en el “pura vida” original que hicieron famosa a Costa Rica, debe ser sostenido e implementado en todas las áreas del acontecer nacional.

Para que esos siete pilares sostengan el modelo de desarrollo ideal debemos entender que no deben ser manoseados con intereses políticos, económicos o sociales, sino que deben ser el fundamento de todo y deben servir para implementar una auditoría de valores que nos permita saber en qué estamos fallando como sociedad, pero más aún en el ejercicio de la política, que hasta el día de hoy, sigue rigiendo los destinos del país.

El problema está en que ya lo bueno es relativo y lo malo es condicionado a la habilidad para defender una decisión o una acción… es a partir de ahí que urge restaurar Costa Rica, pero ¿cómo hacerlo?

Para mí y para Fabricio en lo personal, eso se logra partiendo de dos elementos muy concretos: defendiendo a ultranza la tríada social, compuesta por la defensa de la vida desde la concepción y hasta su deceso natural, la protección del matrimonio entre hombre y mujer, y la promoción de la Familia como base de la sociedad, así como estableciendo una meta país que sea capaz de activar el sentimiento nacionalista del ser costarricense.

Ese primer elemento es clave, pues si toda decisión política buscara el bienestar de esa triada nos aseguraremos decisiones responsables y transparentes en el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Ahora bien, en cuanto al segundo elemento, en Restauración Nacional tenemos claro que, hoy por hoy, esa meta no debe ser otra que trabajar en  función de diseñar la Costa Rica del bicentenario, algo que se logra sólo con trabajo en equipo… eso es lo que motivó el slogan “hagámoslo juntos” que levanta Fabricio en su candidatura presidencial.

Rediseñar la educación: hagámoslo juntos, transformar la infraestructura nacional: hagámoslo juntos, lograr la eficiencia del tiempo productivo: hagámoslo juntos, restaurar la seguridad social: hagámoslo juntos, lograr seguridad pública y la defensa del pueblo frente a las amenazas antisociales: hagámoslo juntos, reestructurar el sistema presupuestario nacional: hagámoslo juntos.

Ya estuvo bien de que cada partido político que llega a la Presidencia se aísle del pueblo, sufra de amnesia y cambie el liderazgo por decisiones incomprensibles e inexplicables. Ya estuvo bien de que se elijan diputados que no respondan, verdaderamente, a los intereses del pueblo y que, por el contrario, vean el Congreso como una oportunidad para ensanchar intereses que no son, necesariamente, los que el pueblo necesita para salir adelante con bienestar y plenitud.

Todos vivimos en este país, todos somos parte de este país, todos queremos un mejor país… por eso todos somos parte de la respuesta al problema actual de letargo en el que Costa Rica ha caído, donde el pesimismo se está robando la felicidad y el optimismo.

No es solo con el voto responsable, es con una actitud participativa y conciliadora de todos los sectores que se logra un buen resultado… claro está, que para eso es necesario un liderazgo que defina prioridades e intensamente dedique todos sus esfuerzos a lograrlos y es ahí donde Fabricio Alvarado surge como una opción real de restaurar el país, y donde Restauración Nacional propone candaditos a diputado con el don de servicio que Costa Rica necesita.

¡Restauramos Costa Rica!


Publicidad

.