20.5 C
San José
miércoles, 21 abril, 2021
Inicio Destacadas Miguel Angel Rodríguez otra vez a juicio

Miguel Angel Rodríguez otra vez a juicio

0

Redacción– Una vez más, el expresidente de la República Miguel Ángel Rodríguez enfrentará un nuevo juicio por un caso de reaseguros del Instituto Nacional de Seguros que investigó la fiscalía a mediados de la década anterior.

El propio Rodríguez comunicó en su cuenta de Facebook la decisión que tomó el Juzgado Penal de Hacienda del Segundo Circuito Judicial.

El delito que afrontará el exmandatario será peculado. La causa existe desde hace 14 años y en su momento había sido archivada; sin embargo, hace tres años fue reabierta y ahora fue elevada a debate.

Junto a Rodríguez figuran como acusados Cristóbal Zawadzki (exjeexpresidente del INS); su esposa  Gilda Montes de Oca, Álvaro Acuña, Roxana Cordero Bogantes y Rónald Bonilla Rodríguez, Antonio Corrales Moya y Ramón Lara Molinari.

El caso tiene relación con un supuesto pago por $2,1 millones por parte de la reasegurada PWS a funcionarios públicos durante cuatro años, así por comisiones por parte de las empresas Guy Carpenter y Willis.
Las pesquisas de este caso las realizó el Ministerio Público y tienen que ver con dos asuntos. Uno, el aparente pago a exfuncionarios estatales por $2,1 millones, realizados por la reaseguradora londinense PWS, entre 1998 y el 2002.
En el 2014, la causa penal había sido desestimada pues se consideró que la forma en que se obtuvieron las pruebas no fue legal.
Esta tarde, Rodríguez publicó el siguiente texto en Facebook:
Para información de mis amigos y lectores publico este comunicado de Prensa de mi abogado don Cristian Arguedas, es un absurdo que atenderé respetuosa y adecuadamente

Una elevación a juicio sin ningún sentido
En la causa INS-Reaseguradoras se presentó una acusación y la solicitud de llevar al Expresidente Miguel Angel Rodríguez a juicio desde hace 8 años.

En ese larguísimo período para un trámite de esta naturaleza, en dos ocasiones se había realizado Audiencia Preliminar sin que se diera el llamado a juicio. Ahora, viendo el tema por tercera ocasión, se resuelve elevar al Expresidente a juicio sin que haya ninguna acción suya que se relacione con los hechos, y sin que se haya admitido ninguna prueba en su contra. Esto lleva al absurdo de que se lleve a una persona a juicio sin que haya prueba con la cual acusarla.

Fiel a su permanente respeto a los órganos jurisdiccionales, don Miguel Ángel seguirá el camino iniciado hace más de trece años cuando voluntariamente regresó al país, incluso sabiendo el amargo atropello que lo esperaba a su llegada, para someterse a nuestros tribunales y probar su inocencia.

Vamos a estudiar la posibilidad de apelar tan increíble resolución que somete al Expresidente a una prolongación de esta larga tribulación y a sus costos, al Estado a los gastos de un proceso en que la ausencia total de pruebas asegura el resultado favorable para don Miguel Ángel, y dilapidará los escasos fondos públicos que deberían usarse para mejorar la seguridad de los ciudadanos.