(Opinión) Una nueva oportunidad para decidir por convicción

 

Sergio Mena Díaz

Candidato a la Presidencia de la República


Inicia un nuevo año y con él la esperanza de muchos costarricenses de cumplir nuevas metas. La temporada navideña ha permitido que las familias, en el calor del hogar, hayan conversado sobre el futuro del país.

Los costarricenses estamos claros en la mayoría de temas de la agenda nacional. Sin embargo, la manera de enfocar las soluciones, claramente, nos divide. Los partidos políticos deben procurar el diálogo sensato en el marco del multipartidismo, y estar dispuestos a tomar acuerdos trascendentales para el país.

Tenemos una gran oportunidad. Revisemos las listas de diputados y diputadas. Se trata de información pública. Las agrupaciones están en la obligación de divulgar esta información en la web, así como los contactos de las personas aspirantes. Recordemos que un presidente, sin apoyo legislativo, puede hacer muy poco.

En esta recta final las redes sociales jugarán un papel sin precedentes. Ya en la primera parte de la campaña pudimos comprobar que en las páginas de quienes lideran las encuestas, generalmente, hay más insultos, más burlas, que propuestas. Fieles al librillo de lo viejo, ellos seguirán usando sus millones para decorar las autopistas con más vallas, y fraguarán el negocio mediático del mes, pautando contratos millonarios dentro de lo que les permita la legislación.

Los partidos emergentes no acceden a recursos de la deuda electoral adelantada ni son sujetos de crédito bancario. Sin embargo, en debates, entrevistas y redes sociales es posible conocer sus propuestas. Esta vez será inevitable la participación de las nuevas generaciones. El 7 y 8 de enero tendremos la oportunidad de ver a las trece candidaturas debatir. Y si así lo deseamos, podremos decidir por convicción.


Publicidad

.