El ganadero morado de corazón que estuvo a punto de llegar a La Liga

Aníbal Arrieta cambió los tacos por el ganado.

Redacción – Aníbal Arrieta Leal, es un exfutbolista nacional recordado por muchos, por su entrega y coraje dentro del terreno de juego con las camisetas que defendió en el balompié nacional, este guanacasteco se dedica a tiempo completo a la ganadería pero en sus años en el fútbol nacional estuvo a punto de llegar a La Liga siendo morado de corazón.

En la actualidad este exdefensor central, de 35 años, vive lejos de las canchas de fútbol y se dedica a crianza de ganado y de búfalos en su natal San Antonio de Nicoya. Además administra una agroveterinaria de su familia.

Aníbal disfruta de su nueva vida en su natal San Antonio de Nicoya.

Este recio exfutbolista comenzó su carrera en la Asociación Deportiva Guanacasteca con su primo Jairo Arrieta, la llegada del defensor al club se dio gracias a Stefano Scarlatta, quién también fungía como su representante que lo llevaría al desaparecido Brujas FC.

En el equipo hechicero se mantuvo durante tres años, luego de su paso por el cuadro desamparadeño fue visto por Juan Diego Quesada, quién lo observó en un entrenamiento en Cartagena, Guanacaste.

Quesada quedaría impresionado con el nivel del nicoyano, fue tanto su asombro que le consiguió una prueba con el Deportivo Saprissa, en dónde tuvo que luchar ante más de 400 jóvenes que tenían la misma ilusión de Aníbal Arrieta.

Su pundonor y coraje lo hicieron sobresalir de los demás, ya que gracias a Vladimir Quesada se quedaría con el cuadro morado, dónde jugaría con Saprissa de Corazón en la Liga de Ascenso.

Además se dio el lujo de compartir con jugadores de la época más dorada del equipo morado, ya que compartió camerino con futbolistas de la talla de: Juan Bautista Esquivel, José Francisco Porras, Víctor Cordero, Jervis Drummond y entre otros jugadores más, que le enseñaron muchas cosas para su carrera profesional.

Lamentablemente para este nicoyano, no se le dio el chance de debutar con la camiseta morada en la máxima categoría y optaría por abandonar las filas tibaseñas para emigrar al Santos de Guápiles para hacer realidad su sueño de debutar en primera división.

Con el cuadro caribeño, tendría la oportunidad de debutar en primera en un compromiso ante el Municipal de Pérez Zeledón, en un juego donde los santistas derrotaron 1-0 a los sureños.

Luego de ese soñado debut en la máxima categoría vestiría las camisetas de equipo como: Puntarenas FC y Belén FC, en este último cuadro, fue una de las voces de mando de la desaparecida institución nacional.

Aníbal Arrieta conversó con AMPrensa.com desde suelo guanacasteco y nos contó sobre su experiencia en primera división y todo lo que le dejó el fútbol.

¿Qué le dejó el fútbol profesional?

“El deporte yo lo llevó en mi sangre, me dejó muy buenos amigos, buenas experiencias, me enseño a vivir y a valerse por mi mismo”.

“Además me ayudo a prepararme para un futuro mejor y ver el verdadero costo de la vida”.

Estabas en un gran nivel cuándo decidió retirarse ¿Porqué lo hiciste?

“Un día almorzando con mi papá, me comentó que como estaba mi situación contractual con Belén, en eso le respondí que quería seguir en el equipo y que aún tenía contrato”.

“Después de eso me comentó que sentía cansado, que necesitaba que alguien le ayudará con la ganadería y que iba a respetar mi decisión y de paso me dio todo su respaldo como siempre”.

“Ese día lo estuve pensando, en eso tome la decisión de no seguir jugando más en primera división y venirme para Nicoya para ayudar a mi familia”.

“También quería empezar una nueva vida y forjar un mejor futuro para mi familia”.

Aníbal Arrieta se dedica a la crianza de búfalos en un proyecto llamado Canabu de la filial Región 5 Canabu Costa Rica.

Cambio los tacos por el ganado, ¿Cuál de estás facetas es más complicada?

[Pensativo] “Es complicado, porqué las dos tienen sus altos y bajos, cambie los tacos por el ganado por un montón de cosas, ya que uno debe forjarse un mejor futuro”.

“En el fútbol estaba bien, aquí se gana para sobrevivir no para hacer un capital o algo parecido”.

“Entonces decidí no seguir para darle un futuro a mi familia que es lo más importante que tengo en mi vida”.

Es muy recordado por su entrega y coraje en la cancha, ¿Tuvo ofertas de algún equipo grande del país?

“Tuve la oportunidad de ir a la La Liga”.

“En mis inicios con Saprissa no tuve la oportunidad que me dieran el chance o al menos jugar un partido”.

“En Alajuela estuve a punto de firmar pero por cuestiones con un dirigente liguista, no se pudo concretar mi llegada a la institución, en mis tiempos en Belén tuve chance de irme para el extranjero pero tampoco se me dio el chance”.

Este nicoyano se caracterizó por su entrega y coraje en el terreno de juego.

¿Cuál es el equipo de sus amores?

“Desde que tengo uso de razón, mi equipo es el Deportivo Saprissa”.

“Soy morado de corazón”.

En Guanacaste hay muchos jóvenes que sueñan con jugar en primera división, ¿Cuál es su mensaje para ellos?

“Que se forjen metas, que vean más allá del horizonte y que cuándo tengan una camisa de primera división, sientan que pesa, que la merecen y que entreguen todo en la cancha como si fuera el último día de sus vidas”.


Publicidad

.