La suerte en el lanzamiento de un penal salva a La Sele del papelón

Waston anotó el 1 a 1 en el segundo tiempo.

Redacción. Costa Rica cierra su quinta participación en una Copa del Mundo con un empate a dos goles ante la Selección de Suiza.

Los nacionales empataron el juego al minuto 93, cuando todo parecía que Costa Rica caería por tercera ocasión de forma consecutiva. Sin embargo, un penal salvó a la Tricolor.

Joel Campbell fue derribado en el área rival y el árbitro señaló la pena máxima. El capitán Bryan Ruiz tomó la responsabilidad del lanzamiento desde los 11 pasos y falló, pero la suerte estaba de su lado.

El balón se estrelló contra el horizontal, pero en el rebote la bola pegó en la cabeza del portero suizo y entró. Así fue el segundo gol, el empate que nos deja de últimos en el grupo con tan solo un punto, dos goles a favor y cinco en contra.

Este miércoles, La Sele jugó como debió hacerlo desde el primer juego ante Serbia. Quedó demostrado que era posible jugar a la ofensiva, armar jugadas de peligro, rematar a marco y alcanzar anotaciones.

Aunque Suiza se fue adelante en el marcador en el primer tiempo, aquella ventaja para los europeos era inmerecida porque Costa Rica era el equipo que más jugaba y buscaba el gol que nos sacaría del deshonroso último lugar del campeonato mundial.

Daniel Colindres desequilibró, una y otra vez, la defensa suiza con sus movimientos y desbordes de velocidad por la banda izquierda. Disparó a marco en reiteradas ocasiones y estuvo cerca de lograr la anotación. Incluso, uno de sus remates se estrelló en el marco en el primer tiempo.

Joel Campbell también se lució en el terreno de juego. Saltó de la banca -al igual que Colindres- para demostrar que podían dar más que los otrora titulares Johan Venegas y Marco Ureña.

Con el marcador en contra, se terminó el primer tiempo. Sin embargo, aún no estaba todo perdido: restaban 45 minutos más.

Costa Rica no tenía más que perder, pues desde la derrota ante Brasil ya estaba eliminada, pero Suiza sí necesitaba los puntos para seguir con vida.

El segundo tiempo inició con intensidad y la Tricolor se olvidó de aquel juego defensivo de los primeros dos partidos de Rusia 2018. Se fue al frente en repetidas ocasiones, sin temor alguno ni respeto hacia su oponente.

¡Y aquel fútbol ofensivo dio frutos! El gigante de La Sele, Kendall Waston, cabeceó un en el área y cayó el empate.

Todo parecía que ese sería el marcador final, pero Suiza alcanzó su segunda anotación. La decepción cayó sobre Costa Rica con ese segundo…

Más allá de quedarse en esa oscuridad, los ticos insistieron una y otra vez. Hasta que llegó ese lanzamiento de penal empató el juego.

 

 

 

 


Publicidad

.

Acerca de Adrián Meza Granados 437 Articles
Socio-Director de AM Prensa. Cuenta con 23 años de experiencia en periodismo (escrito, televisivo, radial y digital). Trabajó para el diario La Nación, Telenoticias y Noticias Repretel.