Migración rechaza 9 de cada 10 solicitudes de refugio por situación en Nicaragua

En abril aumentó la cifra a casi 39 mil nicaragüenses migrante

Imagen con fines ilustrativos

Redacción – Debido a la situación que se vive en Nicaragua, Costa Rica ha decidido tomar medidas que colaboren pero que no comprometan la seguridad del país. La vicepresidenta de la República y canciller, Epsy Campbell, asegura que, pese a la crisis que atraviesa el hermano país, el ingreso de nicaragüenses a Costa Rica por todos los puestos de control fronterizo ha mostrado una tendencia a la baja en mayo y los primeros días de junio.

“Desde hace más de un mes, el gobierno activó la Comisión Interinstitucional para atender los posibles impactos de la crisis nicaragüense en materia migratoria, seguridad fronteriza, salud pública e intercambio comercial centroamericano”, informó Campbell.

De acuerdo con datos de la Dirección General de Migración y Extranjería, en febrero llegaron a Costa Rica, un total de 30 mil 737 nicaragüenses, en marzo 32 mil 771 y en abril, cuando iniciaron las protestas y los conflictos en el país vecino, ingresaron 38 mil 807. A partir de mayo se registra una tendencia a la baja, con un registro de 22 mil 934 personas y en los primeros 17 días junio, se registraron 10 mil 405 ciudadanos nicaragüenses.

La Directora de Migración y Extranjería, Raquel Vargas, acotó que “si bien Nicaragua atraviesa una importante crisis política, el flujo migratorio en la frontera norte no ha sido mayor hasta el momento. Sin embargo, el personal de Migración está atento ante cualquier flujo extraordinario que se presente”.

La oficina de migración recibió, solo en el mes de junio, mil 449 solicitudes de refugio de personas nicaragüenses, en sus oficinas centrales ubicadas en La Uruca.

Otras situaciones que se dan, según el informe de Casa Presidencial, es que se ha detectado un gran número de solicitantes que viven en Costa Rica y que, erróneamente, ven en la condición de refugiado una oportunidad para regularizar su situación migratoria.

“El refugio es una condición de permanencia legal en el país. No implica la entrega de ningún tipo de ayuda económica a quienes solicitan esta categoría”, afirmó Vargas.

Por eso, el Gobierno de la República hace un llamado para que quienes acudan a solicitar refugio sean personas que tienen temores fundados de que su vida corre peligro por razones de raza, género, pertenencia a un grupo político o religioso.

De hecho, durante este año la Comisión de Visas Restringidas y Refugio ha rechazado en promedio 9 de cada 10 trámites presentados. El índice de aprobación es de un 6%, pues la mayoría de los casos no logra demostrar su condición.

“Cabe destacar que las solicitudes son analizadas de manera minuciosa por la Dirección de Migración y Extranjería, en coordinación con los organismos de inteligencia en materia de seguridad como la DIS y la Interpol, y en apego a la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados”, afirma el comunicado.

“A raíz del incremento de solicitudes, migración diseñó un protocolo de citas para la atención diaria de un promedio de 200 solicitantes”, recalcó Vargas.

Costa Rica en cooperación internacional

Por su parte, Campbell anunció también que el Gobierno mantiene activa una estrategia de cooperación internacional para fortalecer los servicios de migración y atender de manera pronta la demanda extraordinaria que se presenta en San José.

Para el lunes anterior, las autoridades nacionales mantuvieron una reunión de coordinación con representantes de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Organización Panamericana para la Salud (OPS), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Cooperación Española.

Fuerza Pública y Policía de Fronteras

El Ministerio de Seguridad Pública (MSP), a través de la Policía de Fronteras y la Fuerza Pública, mantiene una constante vigilancia en los puestos de Peñas Blancas, Las Tablillas y Los Chiles, así como en la franja fronteriza con Nicaragua, con el fin de detectar no sólo la migración irregular, sino flujos migratorios extraordinarios, ya sean saliendo o ingresando del país.

“Hasta el momento no ha sido necesario aumentar la cantidad de efectivos en la zona fronteriza norte, porque el flujo se mantiene normal”, aseguró el ministro del MSP, Michael Soto.

Intercambio comercial

A raíz de la paralización del transporte terrestre en suelo nicaragüense, el Gobierno de la República coordina acciones con cámaras empresariales y compañías exportadoras afectadas.

“El 92% de las exportaciones entre Costa Rica hasta Nicaragua y el Triángulo Norte se transportan vía terrestre, según datos de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer). De hecho, cada mes salen alrededor de 5 mil contenedores hacia esos destinos”, dice el comunicado.

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) busca facilitar a los exportadores alternativas, siendo la vía marítima una de las opciones para agilizar el comercio.

La canciller asegura que todas estas acciones se enmarcan dentro del Plan de Acción Integral para la Atención de Flujos Migratorios (2018-2022), único en la región, activado a raíz de la situación en Nicaragua.


Publicidad

.